La Dieta y el Autismo

La dieta sin gluten es FUNDAMENTAL para mejorar la calidad de vida de las personas dentro del espectro autista, como así también de síndromes relacionados, como la hiperactividad y el déficit de atención.
Lic. adriana peralta

En un estudio publicado en Argentina en el 2013 sobre un testeo en personas con Trastornos Generalizados del desarrollo, se destaca lo siguiente:

“La intolerancia a las proteínas dietarias puede estar presente aún en biopsia normal y a falta de marcadores en sangre. Se manifiesta por la respuesta a la dieta sin gluten ni caseína ni soja ni aditivos ni colorantes, en ocasiones siendo necesaria la aplicación de la dieta por períodos prolongados de meses. De esto existe evidencia anecdótica importante local e internacional sobre todo en autismo.

La literatura más reciente en el tema alerta sobre problemas inmunes asociables al gluten, no autoinmunes, de presentación confusa, sin marcadores en sangre o alteraciones en vellosidades intestinales” “Otras condiciones que presentan:

Intolerancia a proteínas dietarias (Gluten, caseína y soja) desde la enfermedad celíaca de presentación aguda hasta la intolerancia tal como lo presenta el Dr. Fasano en su trabajo reciente del 2012. Alergias alimentarias múltiples, obesidad y síndrome metabólico.

Síntomas de síndrome de malabsorción general y problemas de crecimiento y alimentación en cualquier momento, desde el primer año en adelante. Permeabilidad intestinal. Problemas gastrointestinales múltiples, problemas genitourinarios, glomerulonefritis asociable a infecciones Streptococos B hemolíticos”

Pero por qué se decide alejar a nuestros niños del gluten y la caseína (lácteos y todos sus derivados)?
Todos hemos escuchado numerosas veces que una buena alimentación es básica para mantenernos sanos, también hemos escuchado que “somos lo que comemos” pero además de eso, somos lo que procesamos y asimilamos.
Nuestra dieta está compuesta de diferentes tipos de sustancias: vitaminas, azúcares (carbohidratos), grasas (lípidos), minerales, proteínas, etc. Para que puedan ser asimiladas por cada una de nuestras células, deben sufrir un proceso de degradación que se inicia desde la boca y que termina en el intestino delgado donde a través de las vellosidades intestinales pasan a nuestro torrente sanguíneo y son llevadas a todo nuestro cuerpo. Pero no todas las sustancias que ingerimos son del mismo tamaño, algunas son más simples y pequeñas, y otras como las proteínas son moléculas grandes y complejas que necesitan ser desdobladas por las enzimas hasta que las van haciendo suficientemente pequeñas para ser absorbidas y transportadas por nuestros vasos sanguíneos. Existe una gran mayoría de niños autistas e hiperactivos que tienen algún tipo de deficiencia enzimática que les impide desdoblar adecuadamente las proteínas, y son específicamente la proteína de la leche (caseína) y la del trigo (gluten) las causantes indirectas de gran parte de las conductas inapropiadas de nuestros hijos.

¿Por qué mi hijo se porta tan mal?
Los péptidos derivados de la caseína de la leche se llaman caseomorfinas y los derivados del gluten gliadorfinas, y provocan al llegar al cerebro un efecto muy similar al que tendrían nuestros niños si consumieran drogas, provocando adicción a estos alimentos y muchas veces solamente consumen estos alimentos.

Muchas de las conductas en el autismo como: el aislamiento, auto-estimulación, autoagresión, insensibilidad al dolor, cambios radicales de humor, estereotipos, etc. se presentan en personas adictas a drogas opiáceas, alterándose así sus sentidos; como por ejemplo:

Tacto: Pueden sentir de menos o de más, provocando conductas autoagresivas, lastimándose con mordidas, golpeándose, incluso pueden experimentar el dolor al peinarlos, cortarles las uñas o el pelo sin siquiera soportar el mínimo roce de la ropa (por esto muchos se desvisten todo el tiempo) como así también a algunas texturas.

Vista: Pueden ver de menos y se pegarán mucho a la televisión, o por el contrario ver de más y quedar hasta fascinados con objetos luminosos o en movimiento, sentirán miedo en lugares oscuros.

Oído: Pueden oír de menos, aunque generalmente perciben los sonidos a un nivel másalto, teniendo que taparse los oídos continuamente. Si escuchan de menos, serán muyruidosos y gritarán todo el tiempo.

Gusto Y Olfato: El gusto y el olfato generalmente estarán alterados tendiendo a olerlo todo, incluso los alimentos antes de comerlos o por el contrario se pondrán más selectivos con sus alimentos. Además de los trastornos antes citados, se incrementan la hiperactividad, la impulsividad y conductas agresivas lo que la mayoría de las veces les impide estar atentos y aprender.En definitiva, todas estas conductas puede variar de una persona a otra y esto guardará estrecha relación con la condición de su intestino, con la reacción específica a ciertos alimentos, la eficacia o no de sus enzimas, entre otros factores. Pero para todo esto, existen ciertos paneles de laboratorio para evaluar a cada niño y saber si están produciendo estos péptidos de leche y trigo.

¿Cómo sustituyo la leche y el pan?

Se pueden utilizar leches vegetales de papa, de almendra, de arroz, de avellana, de castaña o de coco.
Para retirar el gluten de la dieta, esto implica quitar: trigo, centeno, cebada y avena, pudiendo utilizar: maíz, sorgo, amaranto, garbanzo, mandioca, arroz, entre otros granos.
Se puede comenzar la dieta retirando todos los lácteos primero poco a poco durante un mes, después retirar el gluten. Por supuesto que no será fácil, hay que ser conscientes de que algunos niños podrán estar más inquietos, y que pueden presentar síndrome de abstinencia similar al que sufre cualquier persona en un proceso de desintoxicación (recordemos que los péptidos opiáceos producen un tipo de adicción) Pero todos estos procesos deben ser de la mano de médicos idóneos que puedan
asistirnos durante todo este camino, y por sobre todo, nutricionistas que acompañen este gran desafío.

Esta fue la premisa con la que nació nuestra fundación, poder tomar de la mano a las familias hasta que se sientan seguras, orientarlos y ayudarlos.

Fuente:

Lic. Adriana Peralta

Fundación Bio Abordajes del Autismo
www.bioabordajes.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *