Autismo y dieta libre de Gluten

Adriana Peralta, mamá de Mateo, diagnosticado con TEA (trastorno del espectro autista), encontró en la alimentación sin TACC, sin caseína (lácteos animales) y sin azúcares, sorprendentes beneficios y una superior calidad de vida para su hijo. De su experiencia surge la Fundación que hoy preside.
Lic. adriana peralta

Adriana creó en 2010 la fundación Bio Abordajes del Autismo como resultado de su experiencia con su hijo Mateo.

Mateo, nos cuenta Adriana, fue diagnosticado cuando tenía dos años y medio, con TEA medianamente severo y simultáneamente con TEL extremadamente severo (trastorno específico del lenguaje). En ese momento sintió que se le estrujaba el corazón. Para ella ese momento significó un reseteo de su mente, tuvo que aprender todo de nuevo.

En su experiencia, conocer el diagnóstico pudo paralizarla, pero con el apoyo de muchos y su curiosidad, se empujó a investigar y a aprender sobre el tema. “Es la falta de información lo que nos angustia”, aclara Adriana. “La discapacidad nos sorprende, no sabemos bien de qué se trata, no sabemos cómo accionar. Nadie sabe cómo ser padres, hermanos, abuelos de personas atípicas” nos comenta.

Adriana decidió buscar las mejores alternativas para ayudar a su hijo. Inició junto con él el camino de la biomedicina que consistió en un primer paso cambiar rotundamente la alimentación de Mateo. Hoy nos puede asegurar que su hijo tiene una calidad de vida superior.

Al octavo día de dieta Mateo comenzó a dormir bien. En poco tiempo mejoró su nivel de atención y pudo aprovechar las terapias. Descansado, y sin dolores abdominales, cambió su humor, dejó de agredir. También mejoró su movilidad.

“No fue magia, es ciencia, es evidencia y práctica”, enfatiza Adriana. Hay papers y estudios, en los que se analiza la relación gastrointestinal con trastornos del desarrollo, agrega.

Familiarmente costó mucho adecuarse a este cambio de vida, de alimentación, nos relata. Pero como las mejoras de Mateo fueron tan alentadoras, persistieron aunque resultara difícil, sobre todo fuera del hogar.

La misión de la fundación Bio Abordajes del Autismo es acercar este tipo de recursos a otras familias para que puedan llevar adelante estos tratamientos. Cuentan con la ayuda de varios terapeutas y profesionales para agilizar los trámites.

La Fundación le permite a Adriana observar cómo se logra mejorar muchas de las conductas típicas en el autismo como el aislamiento, autoestimulación, autoagresión, insensibilidad al dolor, cambios radicales de humor, estereotipias, con sólo eliminar distintos grupos de alimentos, -el gluten entre ellos- de la dieta. Y si se agrega la integración sensorial como terapia se evidencian mejoras impensadas, concluye.

La dieta sin gluten es FUNDAMENTAL en opinión de Adriana, para mejorar la calidad de vida de las personas dentro del espectro autista, como así también de síndromes relacionados, como la hiperactividad y el déficit de atención.

Adriana destaca que en la gran mayoría de las familias azules (azul es el color del autismo), los niños devienen en grandes maestros que enseñan a amar, estudiar, relacionarse y hasta a comer de distinta forma. Vale la pena aprender de ellos.

El 2 de abril es el Día Internacional de la toma de conciencia por el Autismo; más allá de esto, cada día podemos aprender y difundir que los niños con autismo no viven en otro mundo, ¡viven en el nuestro!

ADRIANA PERALTA

Presidenta Fundación Bio Abordajes del
Autismo. Asesora Nutricional Biomédica.
Maestría en Discapacidad.
Técnica en Nutrición y Salud.
Lic. en Nutrición en trastornos del
Neurodesarrollo (EE.UU.)

Fuente:

www.aglutenados.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *