VIVIMOS EN UN MUNDO TÓXICO

Vivimos en un Mundo Tóxico… Extrañas substancias viven entre nosotros. Han sido creadas por nosotros mismos. Sin control de calidad se han diseminado en todo el Mundo. Son los químicos. Están en el aire que respiras, en el agua y alimentos que ingieres. También entran a través de tu piel.
Dr. Javier. Hdz. Covarrubias.

La agricultura moderna ha permitido no solamente que lleguen a tu mesa por medio de los vegetales, frutas y carne que consumes sino que han modificado artificialmente su genética. Esto es lo que ha desencadenado una Epidemia de Enfermedades Crónicas en el ser humano. Sin distinguir genero ni edad. Sabemos que repercute más en los niños por su inmadurez para poder luchar contra ellos y poderlos sacar de su organismo. Para lo que son necesarias cuatro cosas: tener una genética optima para desintoxicar, una nutrición suficiente y de calidad para activar las enzimas detoxificadoras, contar con una carga total baja baja de toxinas y una microbiota o flora intestinal sana que a su vez nutra, desintoxique y mantenga a tus genes sanos.

Pero no solo los químicos nos afectan existen otros dos contaminantes muy importantes: los hongos y los campos electromagnéticos de los celulares, computadoras, antenas y demás equipos.
Hoy en día se ha comprobado el daño que estos contaminantes nos provocan y sabemos como lidiar con ellos.

Teniendo en cuanta que nadie es igual el daño tampoco será semejante en todos los individuos. Dependerá de su genética, exposición a un agente en específico, el tiempo de acumulación del contaminante, y de exposición a éste lo que determine la enfermedad.

Uno de los grupos que más preocupan son los bebés que aún no han nacido. Los que viven en la matriz. Mamá puede sacar químicos vía urinaria, fecal, respiratoria y por medio del sudor. El bebé dentro de la matriz no puede hacer nada de esto. Se encuentra “Marinado durante 9 meses en químicos” Y es que la placenta no es un filtro estos químicos nocivos pasan a través de ella, y ahí permanecen el resto del embarazo.

Entre los más peligrosos y comunes se encuentran los: bifenoles policlorinados, los hidrocarburos policíclicos aromáticos, los fenoles, los phthalatos, el perclorato y muchos más. Tú crees que nunca los has comprado o usado. Pues ya es hora que te pongas a leer etiquetas, ahí los encontrarás. Claro que en otros productos como los alimentos jamás te enterarás de su presencia. Estos químicos se han detectado en porcentajes casi del 99% de las mujeres embarazadas. Dando como resultado malformaciones congénitas, defectos en el desarrollo neurológico, como Autismo, por mencionar algunos.

Un ejemplo claro de esto es el herbicida Glifosato que es sumamente popular y se emplea no solo en los alimentos transgénicos sino en los regulares. Estudios mencionan malformaciones, nacimientos prematuros y abortos. También estudios lo ligan en otras enfermedades crónicas tales como la diabetes, diversos cánceres así como demencia y otros padecimientos neurológicos.
Existen mas de 80,000 químicos en el planeta y la cantidad de producción de ellos anualmente es inmensa. Solo menos del 10% de ellos han sido seriamente evaluados para saber si es seguro emplearlos.

¿Que podemos hacer ante tal amenaza? Limitar la exposición a ellos. Sustituirlos por productos naturales y biodegradables, comer orgánico, suplementarnos y desintoxicarnos.
Hay manera hoy en día de tener un diagnóstico en papel. Si ya contamos estudios de laboratorio, que pueden demostrar que químicos tenemos o que metales nos han contaminado, incluso que micotoxina traemos dentro.

Informarnos por medio de la lectura o de cursos, incluso en una consulta de Medicina Ambiental te ayudará a protegerte o sanarte, a ti y a tu familia, según sea el caso de una Enfermedad Crónicas.

Fuente:

www.faromedico.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *