Cómo afrontar COVID-19 Para las Familias de Niños con Trastorno del Espectro Autista

Directora de Neurociencia Cognitiva y Jenna Lebersfeld, Medico Interno en Neuropsicología
Dra. Reshma Naidoo

La enfermedad del coronavirus (COVID-19) ha afectado todas nuestras vidas de diferentes maneras, y las familias de los niños con trastorno del espectro autista pueden tener desafíos únicos respecto del manejo de la información sobre el virus y todos los cambios que conlleva. El siguiente artículo puede ayudar a proporcionar a las familias ideas sobre las formas de superarlo juntos.

La enfermedad del Corona Virus o también llamado COVID-19 ha afectado nuestras vidas de diferentes maneras y las familias de los niños con trastorno del espectro autista pueden tener desafíos únicos con respecto al manejo de la información sobre el virus y todos los cambios que conlleva. El siguiente artículo tiene como propósito proporcionar a las familias ideas y formas de superarlo juntos.

Ayudando a su hijo a entender el Corona Virus también llamado COVID-19

Los niños pueden tener preguntas sobre el virus en sí y se preguntan por qué están ocurriendo todos estos cambios. Lo mejor es encontrar un equilibrio entre responder a las preguntas de su hijo de una manera que tenga sentido para ellos y, al mismo tiempo, intentar no abrumarlos con demasiada información.

  • Escuche las preguntas de su hijo y respóndalas lo mejor que pueda.
  • Utilice medios visuales, como fotos y videos, para ayudar a los niños a entender lo que está sucediendo.
  • Trate de no tener conversaciones entre los adultos sobre el Corona Virus o también llamado COVID-19 donde los niños puedan escuchar, porque puede hacer que se sientan aún más ansiosos y abrumados.
  • Concéntrese en lo básico cuando explique sobre el virus a los niños. Por ejemplo: “Si alguien tiene el virus, otros pueden enfermarse. Para mantenernos seguros, tenemos que lavarnos mucho las manos y permanecer adentro la mayor parte del tiempo”.
  • Estas explicaciones podrían tener que repetirse muchas veces hasta que los niños entiendan la situación. Podrían hacer las mismas preguntas una y otra vez, porque están tratando de entender lo que está pasando. Intente mantener la calma y seguir trabajando con ellos durante esta difícil transición.

Cómo afrontar el cambio y la incertidumbre

Los niños con autismo prosperan cuando tienen previsibilidad y rutinas, y el Corona Virus o también llamado COVID-19 ha trastocado inesperadamente muchas de las impecables rutinas que todos ustedes han creado en su hogar, escuela y comunidad. Eso significa que es hora de centrarse en lo que puede controlar y crear nuevas rutinas y horarios para la estructura y la previsibilidad dentro de su hogar.

  • Haga una rutina: intente mantener la rutina lo más similar posible a lo que era anteriormente. Eche un vistazo a las partes de la rutina que pueden mantenerse consistente. Esto podría incluir el despertar y dormirse a la misma hora que de costumbre, comer a la misma hora y comer los mismos tipos de comida que suelen comer. Haga que su hijo use el mismo tipo de ropa que solía usar para ir a la escuela. Incluso puede hacer que su hijo prepare su mochila y la lleve a la “escuela” cuando sea el momento de comenzar a completar las tareas escolares.
  • Esté preparado para posibles contratiempos: incluso con las mejores intenciones y rutinas, es probable que esta transición sea especialmente difícil y estresante. Podría incluso parecer que algunos niños con autismo presentan alguna regresión en algunas de sus habilidades, como hablar menos, volverse más rígidos con las rutinas, obsesionarse demasiado con las cosas, aumentar los comportamientos negativos y tener problemas de esfínteres. Esto puede ser angustiante, pero recuerde que los niños tienen capacidad de recuperación. Con su ayuda y apoyo, su hijo aprenderá a enfrentarse a este “nuevo normal”, independientemente de cómo se vea esto para su familia.
  • Controle el estado de ánimo: su hijo puede sentirse ansioso o triste después de todos estos grandes cambios, lo que hace que controlar el estado de ánimo de su hijo durante este tiempo sea muy importante. Anime a su hijo a tratar de usar estrategias de afrontamiento positivas para ayudar a controlar sus emociones. Esto puede significar darle cosas que lo ayuden a sentirse tranquilo y seguro, como una manta con peso, juguetes favoritos, música relajante y juguetes sensoriales. La actividad física y la meditación tranquilizante también pueden ser útiles. Puede hablar con un proveedor de salud mental o utilizar aplicaciones y recursos en línea para ayudar a sobrellevar la situación.

La transición al aprendizaje en casa

Como las escuelas están cambiando de clases presenciales a clases en casa, es posible que se pregunte sobre la mejor manera de​ ayudar a su hijo a tener el mayor éxito posible en este entorno. El tipo de instrucción que reciba su hijo será diferente de una persona a otra, y se le recomienda hablar con los maestros y terapeutas de su hijo para averiguar qué es lo mejor para él.

  • Zona escolar: cree un lugar específico en su casa donde se establecerá la escuela. Si su hijo recibe clases en forma virtual, a través de una computadora o una tableta, haga que el niño se siente en esta “zona escolar” cuando se espera que trabaje y que vaya a otro lugar cuando sea el momento de tomar un descanso.
  • Reglas de clase: establezca “reglas de clase” para decirle a su hijo lo que se espera de él mientras esté en la “zona escolar”. Puede escribir estas reglas e incluso hacer dibujos de las reglas juntos y ponerlos en la pared.
  • Horario visual: cree un horario visual para el día con dibujos para cada actividad en una fila. Incorpore descansos y oportunidades de tiempo libre entre los trabajos. Hay muchos horarios visuales y soportes visuales en el sitio web de Do2Learn: https://www.do2learn.com/ . Después de realizar cada actividad, aliente a su hijo a tacharla antes de pasar a la siguiente actividad
  • Reloj o Cronómetro: también puede usar un reloj o cronómetro para los niños que tienen dificultades para entender el concepto del tiempo. Puede descargar aplicaciones de relojes o cronómetros en su teléfono o tableta o usar las de este sitio web: https://www.online-stopwatch.com/classroom-timers/ . Los horarios y temporizadores visuales pueden ayudar a facilitar la transición entre las actividades de su hijo.
  • Terapias: muchas familias que tienen servicios de educación especial en la escuela como IEP (Programas Educativos Individualizados) o Planes 504 pueden preguntarse cómo se implementarán. Cada escuela y distrito escolar está manejando esta situación de manera diferente, trabaje con ellos para ver qué pueden hacer. Para mantener las terapias de su hijo de la mejor manera posible, póngase en contacto con sus proveedores de servicios individuales para ver si ofrecen telesalud durante este tiempo o, si no, si tienen alguna recomendación para las personas que sí lo hacen.
  • Plan de comportamiento o economía de fichas: averigüe si el maestro o terapeuta de su hijo está usando un plan de comportamiento o economía de fichas. Si el terapeuta lo hace, puede ayudarlo a implementar el mismo tipo de sistema de recompensas en casa para ayudar en la transición al aprendizaje en casa.
  • Narrativa social: una narrativa social es una historia en primera persona de las expectativas de diferentes situaciones que pueden ayudar a los niños con autismo a entender qué hacer. Por ejemplo, podría escribir una historia (o hacer que su hijo escriba la historia si es capaz de hacerlo) sobre la situación actual: “Es un día de la semana, lo que significa que hoy voy a la zona escolar para aprender. Cuando esté en la zona escolar, me sentaré en mi silla y prestaré atención a mi maestro. Mi maestro hablará conmigo y con mis otros compañeros de clase por videochat”.

Amabilidad y compasión

En general, la amabilidad y la compasión por los miembros de nuestra familia (Y por nosotros mismos) son muy importantes. A menudo, los padres ponen todo su esfuerzo y energía en el cuidado de sus niños, pero si no se cuidan a sí mismos, no tendrán nada que dar a cambio. Asegúrese de tomarse al menos unos minutos cada día para usted, ya sea despertándose antes que sus hijos para leer durante 30 minutos o preparando su taza de té favorita y meditando durante 10 minutos antes de irse a dormir. Esto lo ayudará a mantenerse lo más relajado y recargado posible.

 

Fuente: https://www.nicklauschildrens.org/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *